FEDAES



43- ATAXIA DE FRIEDREICH : IDEBENONE, LAS PROMESAS DE UN ANTIOXIDANTE. Por Dr. Marine Joras. Traducción de Antonio-J. Barranrranquero.

Un equipo de investigadores de el INSERM publica en la revista "The Lancet" (7/8/1999) los alentadores resultados de Idebenone en el tratamiento de la hipertrofia cardiaca involucrada en la Ataxia de Friedreich. Es una innovación para esta patología, la más frecuente de las ataxias hereditarias, inaccesible hasta el momento a cualquier terapéutica.

Tres jóvenes enfermos presentando una cardiomiopatía hipertrófica se han beneficiado de este medicamento, un anti-radicales libres, que ya había probado su eficacia y su inocuidad en los estudios in vitro.

El tratamiento, administrado por vía oral durante de cuatro a nueve meses, llevó a una disminución significativa de la afección cardiaca en los tres pacientes. La corta duración del ensayo no ha permitido evaluar la evolución de las afecciones neurológicas características de la enfermedad, pero en el entorno de los pacientes se ha visto una mejoría de su fuerza muscular y de la precisión de movimientos. Esta observación subjetiva deberá ser confirmada por estudios a más largo plazo.

Por cierto, ha sido puesto en marcha un nuevo ensayo. Consta de 52 pacientes, de los cuales 20 son niños. Dos equipos colaboran: el del Hospital Necker-Enfants-Malades y el de Pitié-Salpétierre. Este estudio debería permitir verificar la eficacia de Idebenone no sólo sobre la hipertrofia cardiaca, sino también sobre las otras manifestaciones de la enfermedad.

Recordemos que la Ataxia de Friedreich es una afección hereditaria autosómica recesiva caracterizada por una degeneración cerebelosa. En Europa afecta a 1 persona de cada 50.000.

Los primeros signos aparecen hacia la edad de la pubertad. Se manifiestan los primero trastornos de coordinación con inestabilidad estando de pie y andares vacilantes. También conlleva disartria (deterioro en la articulación de la palabra), temblores, y cierta pérdida de sensibilidad profunda y reflejos tendinosos. La progresión conduce hacia una impotencia funcional y a una pérdida de la capacidad de andar antes de los treinta años. La mayoría de las veces, la afección neurológica se complica con una hipertrofia cardiaca, que puede ser fatal.

El gen responsable fue localizado en 1988, a continuación, identificado en 1996 por el equipo del Pr. Jean-Louis Mandel (Instituto de Genética y Biología Molecular y Celular de Estrasburgo). La mutación está situada en el cromosoma 9 a nivel del gen que codifica la frataxina: una proteína cuya función se desconoce en la actualidad.

Un año más tarde, en 1997, es el equipo del Pr. Arnold Munnich (INSERM U393) el que pone en evidencia el mecanismo de la enfermedad: una acumulación de hierro en las mitocondrias, responsable de la aparición de radicales libres tóxicos para las células. De ahí la idea de investigar la pista de los antioxidantes. Entre las moléculas testadas in vitro, Idebenone se ha afirmado como el mejor candidato. Los resultados publicados en el "The Lancet" tienden a confirmarlo y abren el camino al primer tratamiento de esta enfermedad hereditaria.

*- Pierre Rustin y colaboradores. (INSERM U393 y servicio de cardiología pediátrica, Hospital Necker-Enfants-Malades, de París).

*- "The Lancet", 7 de agosto de 1999.

Estos trabajos han sido llevados a cabo por la AFM, gracias a las donaciones del Telemaratón y de l'Association Française de l'Ataxie de Friedreich.